Experiencias de Sanación

Una experiencia de Ho’oponopono

Hola María del Carmen me llamo Margarita Gutierrez soy de Guadalajara México

Compré tu libro sobre el Ho’oponopono hace como tres semanas, comencé a leerlo y fue resonando en mí cada vez más, sufro de un dolor crónico en mi pierna consecuencia de una inflamación en mis lumbares.

Soy maestra Feldenkrais y he explorado por cinco años como quitar el dolor, pero solo había logrado disminuirlo y cambiarlo, pero no eliminarlo, también había trabajado con kinesiología holística sin ningún resultado.

Salí de viaja a la playa, siempre después de un par de horas en el carro tengo molestia y este viaje se prolongó por ocho horas y no tuve ningún dolor, estaba completamente sorprendida, no había practicado Feldenkrais los días previos solamente Ho’oponopono, y ha sido muy impresionante para mí, al limpiarme me di cuenta de que fue muy efectiva esta limpieza tan positiva y amorosa.

Hace diez días se me ocurrió usar el Ho’oponopono con un Agustín uno de mis alumnos (pacientes) de Feldenkrais el tiene 85 años y algunos problemas de movilidad aún no terminaba el libro y no sabía que había esa posibilidad, pero igual la usé hoy trabaje con él y me sorprendió enormemente el avance que tuvo, hoy lo use de una manera más consciente y responsabilizándome por sus limitaciones y el cambio fue aún mayor él se sentía completamente ligero.

Tengo un alumno de 94 años y trabaje igual con él y de nuevo el resultado fue aún mejor, siempre quise responsabilizarme por mi trabajo pero en la formación de Feldenkrais te dicen lo contrario así que me encanta pensar que si es mi responsabilidad, los resultados son mucho más efectivos.

Doy talleres de Feldenkrais cada dos meses y a veces he tenido algunos acercamientos más espirituales pero me impresionó practicar lecciones de ATM con las cuatro palabras Lo siento, perdóname, te amo y gracias pensando en resolver los programas que provocan que ciertas partes del cuerpo ya no participen más en un movimiento, me pareció una combinación maravillosa.

He continuado limpiado todos los días, trabajo mucho con mi energía o la energía de una manera empírica, y he ayudado aún más a las personas a suprimir dolores y molestias diciendo las palabras, siento físicamente aún más la energía fluir por mi cuerpo y mis manos y espero poco a poco tener más claridad con este descubrimiento de sanción a través de las mano y la energía.

Quería compartir mi experiencia contigo ha habido muchísimos cambios positivos en mi vida, muchas gracias, un fuerte abrazo y gracias por compartir tu experiencia y el Ho’oponopono.

Margarita.

Experiencia de Ho’oponopono con juicio

Querida MªCarmen

Después de 8 meses haciendo Ho’oponopono por un juicio que tuvo mi padre por un local y que era muy importante para la familia, ayer recibimos la noticia que habíamos ganado.
Te escribo para darte las gracias por tus consejos. Me dijiste que pidiera a mi divina presencia justicia divina. Practiqué con la oración de los ancestros con todos los implicados, pidiendo perdón al demandante,al demandado,a nuestro abogado,al abogado contrario, al juez….. También pedí que incluyeran en las listas de petición de sanación en los círculos que ofreces cada mes los nombres de todos, incluso de la persona que nos demandaba.

Así funciona el Ho’oponopono. Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

Infinitas gracias desde mi corazón.
Te quiero

MªAngeles

Experiencia de Ho’oponopono en los círculos

Quiero dar las gracias a los circulos de sanación. puesto que gracias a la petición que os hice en su momento y a mi continua práctica de Ho’oponopono.

En estos momentos estoy recogiendo los frutos. Nuestra relación ha mejorado considerablemente, aunque vamos poco a poco.

Queria compartir con vosotros nuestra satisfacción. Os amo, gracias.!!!

EVA

Una experiencia de Sanación en Hawaii

Estábamos de viaje en Hawaii. Una tarde se me acerca una de las viajeras del grupo y me comenta que no se encuentra bien. Lleva todo el día con diarreas de color negruzco y concluye que esta segura que son “melenas” es decir sangre digerida y que por esto tienen un aspecto oscuro. “Casualmente” es el primer día del nuevo año 2014, estamos en Maui y esta noche es el primer miércoles de mes y por tanto esta previsto hacer el círculo de Sanación de Ho’oponopono con la Red de Agartam. Así que le digo que no se preocupe y que acuda al círculo por la noche que le haremos una sanación grupal. Por la noche la ponemos en el centro y todos limpiamos y borramos con Ho’oponopono las memorias que compartimos y la parte de nosotros que está contribuyendo a su malestar.
Al día siguiente cuando la veo le pregunto como se encuentra y me dice que ha dejado de sangrar. Así que ya no volvemos a mencionarlo en todo el viaje.
La sorpresa es que 3 semanas después de volver de Hawaii, los viajeros nos volvimos a reunir para cenar y compartir experiencias. Y entonces me explica que al regresar del viaje consulto al médico digestólogo, le hicieron pruebas y le diagnosticaron una úlcera de estómago… !Que estaba cicatrizada¡
Aloha

Una experiencia con los electrodomésticos

 Esta mañana de domingo me ha sorprendido enormemente; Aprovechando el sol espectacular que hoy brilla con intensidad, me he dispuesto a poner la colada. Al intentar poner en marcha la lavadora, un ruido espantoso, como si fuera del motor, me ha obligado a parar el programa y a revisar si todo estaba en orden, para proceder de nuevo, a la puesta en marcha del lavado.
Ha sido imposible aunque ya lo veía venir; nos la han reparado dos veces y la última, el señor que se encargó de ello, nos aconsejó que, en cuanto volviera a fallar, compráramos una nueva. Así que, en cuanto he visto que nada daba resultado, la he parado, he sacado la ropa y he empezado a buscar precios de lavadoras para tener una idea del gasto que se me presentaba. Mi marido y yo llevamos unos meses complicados económicamente y este gasto imprevisto nos ha empañado la mañana. Pero de pronto, me he puesto a hacer Ho’ oponopono con la lavadora y le daba gracias por el servicio prestado así como pedía perdón por la parte de mí que había creado aquella situación.
Me he acercado de nuevo a la lavadora y vacía, la he intentado poner en marcha…Sorpresa!!! ahora mismo estoy haciendo la colada y la lavadora funciona estupendamente.
GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!!

Una experiencia de Ho’oponopono para vender una propiedad

 El otro día, cuando estuve contigo en la mesa redonda, ( María Carmen) te comenté que necesitaba vender mi piso. Que estaba haciendo Ho’oponopono al piso porque tenía que hacer las paces con él. Le pedí perdón por las veces que lo había criticado y culpado por los muchos problemas que había tenido durante los 25 años que llevaba viviendo en él.
Que lo amaba por haberme acogido bajo su techo sin protestar por lo mal que lo trataba… Y le dí GRACIAS,GRACIAS,GRACIAS……
Y tú me dijiste que pasara con con un incienso por cada rincón del piso haciendo Ho’oponopono. Pues esta mañana lo he hecho con mucho sentimiento y sólo habían pasado un par de horas cuando he recibido una llamada de la pareja que lo había visitado la semana pasada para decirme que les había gustado mucho el piso y que vendrían el próximo lunes a tomar medidas para poner sus muebles y acabar de hablar de la venta.
Solo colgar he empezado a llorar y a dar las GRACIAS,GRACIAS,GRACIAS……

Una experiencias de Sanación de una enfermera

Hola Mª Carmen.
Hace tiempo que quería escribirte, hasta que de repente te llega algo y dices que ya es el momento. Estuve en tu curso del Espíritu de Aloha. Como tú misma dijiste fuimos los primeros privilegiados de hacer ese curso. Cuando anunciaste el curso dude de asistir porque ¿Qué más puedo aprender si ya me funciona tan bien? pero como me encantas y confío mucho en ti, pensé que seguramente algo habría y que valdría la pena hacerlo.

Ya te comenté que hago sesiones de relajación con los compañeros y que trabajamos el Ho’oponopono entre todos, pues después de este curso se me ocurrió enseñarles la rueda de energía que hicimos en el jardín. Primero protegiéndonos nosotros y después irradiando energía a unas peticiones que habíamos puesto en el centro en una bandeja, al final nosotros, de uno en uno íbamos entrando en la rueda y todos los demás nos irradiaban. Entre las peticiones que pusimos la más importante era para una compañera enfermera que había tenido gemelos, pero uno tuvo problemas al nacer, le tuvieron que operar y llevaba 2 meses ingresado en el hospital. Pusimos una foto de la familia. Apagamos los móviles. Eran las 2.15 h de la tarde (sabíamos que a aquella hora el médico había quedado en decirles si tenían que volverlo a operar porque el bebe no iba bien) Solo estuvimos 15 min y justo al terminar la secretaria abrió su móvil y dijo “Hay un mensaje…” y al abrirlo, decía que todo estaba muy bien y que les dejaban salir el fin de semana!!! Y a la semana siguiente, le dieron el alta después de pasar dos meses en en el hospital.
Fué instantáneo, súper rápido, todos saltamos de alegría y di las gracias porque vi realmente que solo por aquello el curso ya me había valido la pena!!! Pero no acabó ahí. Yo había puesto otras dos peticiones para mis hijas y al llegar a casa las dos estaban allí y se les habían cumplido!! A una le pregunte ¿Y a qué hora fue esto? y me contesto “a las 2.30 h”, justo en el momento que acabamos la rueda de energía.
El círculo de sanación lo he usado más veces con los compañeros de trabajo y con amigas. Otra de las veces, como estamos en rehabilitación, se me ocurrió poner una prueba médica de una señora que ha tenido una lesión del plexo braquial y va muy lentamente. También era viernes, y al llegar el lunes a tratamiento me dice “no sé qué ha pasado este fin de semana, pero he estado muy bien y he empezado a mover la muñeca” Y con unas amigas (solo éramos 3) lo empezamos a hacer para un señor que estaba en coma. Su mujer estaba con él a la hora que habíamos fijado, y en aquel momento Se desperto!!!, lástima que 5 días después murió, pero eso ya no era cosa nuestra…su mujer pudo tener un poco de esperanza..
Cuando leí el libro de Dr. Barnusell, “Entre dos Aguas” pensé que mi hija debía ver a una terapeuta que aparecía en el libro, y se lo comenté, pero entonces ella no estaba por la labor..había estudiado auxiliar de enfermería y debía hacer las prácticas de septiembre a diciembre de 2013. Yo no sabía donde podía tocarle, le enviaban directamente de la escuela y no sabía con qué centros tenían concierto, pero estuve el mes de julio y agosto haciendo Ho´oponopono para que le tocara en el lugar que ella necesitara en ese momento, donde tuviera que aprender la siguiente lección de su vida…y esta maravillosa técnica la llevó a que le tocara en el mismo sitio donde trabaja el Dr. Barnusell.. ..ya le ha conocido, él le ha aconsejado que vea a aquella terapeuta que yo quería, y ya la ha visto y ha empezado el camino que le toca hacer en este momento…. ni en mis mejores sueños hubiera podido pensar que esto sucedería.. al final llegó donde yo quería, pero no a mi tiempo, sino al suyo….
Muchas gracias por todo!!! Ya les digo a todos que este método es el más potente que
conozco después del amor, te cambia la vida.
Un abrazo.
Inma.