Ser el / la que Soy

Ser el/la que Soy

Ser, es un reto inevitable que nos plantea la vida.

En contraposición al hacer, no hacer, nos predispone a la expresión del Ser. La esencia espiritual que nos habita.

El no hacer es una extendida práctica entre los chamanes de todas las tradiciones indígenas del planeta. Consiste en detenerse y dedicar un tiempo a la ensoñación y la contemplación en medio de los quehaceres del día, una parada técnica, como diría un querido amigo.

La manifestación del alma en el cuerpo y en la vida requiere de atención e intención. De un tiempo y un espacio en silencio, dedicado a entrar en comunión con nuestra identidad más elevada, para permitir que se exprese en libertad, más allá de las exigencias de la personalidad.

En el tiempo de no hacer, podemos distanciarnos para Ser conscientes del rol que interpretamos y del traje que siempre llevamos puesto. Nos brinda una magnífica oportunidad para recibir la inspiración del espíritu.

Ensoñar en plena naturaleza en comunión con los elementos presentes: el aire, la tierra, el agua… El sol, los árboles o los animales. Es una forma maravillosa de sentir la sensación de unidad. De comunión con la toda la creación, de la cual somos arte y parte.

Hoy puede ser un gran día. Podemos dedicar un tiempo a Ser en comunión con la naturaleza. Para desligarnos de todo aquello ya no vibra con nuestro corazón. Viejas pautas, compromisos, auto exigencias, prisas… es un regalo que puede surgir con facilidad de la firme decisión de emprender el camino contemplativo de no hacer.

El agua es agua.

El aire es aire.

Cada cosa en la naturaleza y en el universo ocupa su lugar y tiene su propia función. Una flor es. No pretende ser un árbol ni ninguna otra cosa que lo que es. Ella ofrece su esplendida belleza allí donde se encuentra. Que simple y bello. Sin pretensión, ni queja alguna, se expresa tal como es.

Yo Soy el Ser que soy.

Descubrir del mismo modo cual es nuestra verdadera esencia. Cuáles son nuestros talentos. Y qué función queremos manifestar en el mundo que nos rodea, constituye una apuesta segura hacía la paz interior y la armonía exterior.

Revisar nuestro sistema de creencias, ponerlo a prueba, hacer una limpieza de lo que ya se ha quedado obsoleto en nuestra existencia. Será sin duda un paso adelante en nuestra evolución como personas y como habitantes conscientes  de este hermoso planeta.

De esta manera, podemos transitar por la vida con alegría. Fluyendo con gracia y belleza en el devenir de los acontecimientos. Sabiendo que tenemos la fuerza y los talentos necesarios para salir victoriosos de cualquier prueba que debamos afrontar.

La vida es experiencia. Se vive. No se lee en los libros.

Así que al nacer lo que tenemos seguro es que vamos a pasar por experiencias de toda índole. Si estamos en conexión con nuestro verdadero Ser la travesía seguro que valdrá la pena de ser vivida.

Aloha herman@s del mundo mundial

 

Mª Carmen Martínez Tomás

www.mariacarmenmartineztomas.com

Publicado en la Revista Conciencia marzo 2017