El poder creador de las palabras

design_2009_hd-421_1024

Para los sabios ancestros hawaianos las palabras son un poderoso instrumento de creación. Mediante el uso del verbo enseñan a crear paz, armonía, aceptación y perdón para uno mismo, para la comunidad y para el mundo.
Para los sabios físicos cuánticos, son frecuencias de vibración que tienen el poder de afectar al campo cuántico de consciencia universal.

Todas las tradiciones místicas y espirituales de la tierra conocen y utilizan su poder.
Los cristianos saben que son la forma de materializar “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Todas las cosas por él fueron hechas” (Jn. 1:1-3).

Los monjes Zen hablan muy poco. Conscientes del desgaste de energía vital que resulta de hablar sin necesidad, las miden con sumo cuidado. Los tibetanos las utilizan en mantras, creando un sonido armónico capaz de liberar la energía pesada y pacificar la mente. Con el mismo fin los monjes católicos utilizan cantos gregorianos para elevar el espíritu.

Todos los chamanes indígenas del planeta utilizan este sagrado poder, que forma parte indisoluble de su profunda comunión con la madre tierra y con todos los elementos de la naturaleza.

Es curioso que en nuestra sociedad, desconectada de este conocimiento, se hable con tanta ligereza. Opinamos de todo y de todos sin medida, lejos de pensar que tal como juzgamos seremos juzgados. Y que aquello que más criticamos en los demás, es precisamente lo que tendremos que experimentar en carne propia.

Como humanidad daríamos un paso hacia adelante si utilizáramos las palabras con consciencia. Sabiendo que nunca son neutras. Según sea su naturaleza, ostentan el poder de crear un mundo de paz, armonía y belleza, o por el contrario, de generar miedo, falsedad y malestar.

Pasar en nuestra expresión verbal de juzgar, criticar y maldecir a honrar, bendecir y apoyar, representa un salto cuántico de consciencia que nos transportara de inmediato, a una nueva dimensión de paz y bienestar, que está aquí y ahora, disponible para todos.

Aloha hermanos del mundo mundial